jueves, 12 de abril de 2012

Eskerrik asko por acordaros y hacerme feliz este día


Más que una familia, sois unos buenos amigos y amigas. Que sea para muchos años

Eskerrik asko a todos/as por acordaros y hacerme feliz este día

Con la tarta de cumpleaños
        Un día para recordar y muy feliz, el que disfruté con todos los que subisteis este lunes pasado, día de mi cumpleaños. Aún sabiendo lo difícil que se hace durante la Semana Santa, donde la gente aprovecha para marcharse y disfrutar fuera de unos días de descanso, muchos de vosotros/as a las 10:00 horas, os encaminasteis hacia Babio con la sana idea de felicitarme y celebrar conmigo mis 40 años de vida en este privilegiado sitio –donde nada se escapa a mi mirada– de la cima del monte Babio.
Foto para enmarcar, con parte de mi familia
        La salida desde Amurrio fue tranquila, para pasar un buen día, pues además el tiempo dio una tregua y en este día el sol lució de lo lindo con una temperatura que se agradecía. A lo largo de Etxegoienbidea se fueron añadiendo algunos montañeros más, incluso la compañía del mejor amigo del hombre. 

 
        
  Virguerías del fotógrafo





        Más tarde, comenzada la ascensión, a punto de dar inicio a la senda de Gotxi, se juntaron un grupo de amantes del monte que con el grueso que había salido de Amurrio, llegaron a la cima, donde yo –el montañero de Babio– les esperaba con mi corazón subido de pulsaciones y otros mendizales, que ya habían hecho cumbre minutos antes. En el tiempo de las felicitaciones fue llegando más gente. Algunos desconocían que yo llevo 40 años en esta cima y que era mi cumpleaños.
Mi alegría dejó caer alguna lágrima
        Con todo, la alegría fue general y los que quisieron se fotografiaron conmigo, probaron la tarta de cumpleaños subida para la ocasión y brindaron con champagne por mis cuatro décadas en Babio.
       Sin desmerecer en nada el fervor que los llegados hasta aquí me exteriorizaron, aceptando esta iniciativa de subir a Babio para felicitarme por mi cumpleaños, a los que estoy muy agradecido, tengo que hacer un agradecimiento especial al padre material que hizo que yo esté –y siga, añadiría yo– aquí: Luis Padura que este día le cogió fuera de Ayala y no pudo asistir como hubiera querido. No obstante, para disculpar su ausencia me envió una hermosa poesía para esta entrañable fecha de mi nacimiento, que a mí personalmente me llenó de alegría y, aunque esté hecho de hierro, dejé caer alguna lágrima sobre mis ferrizos –y ahora no oxidados– huesos.
        No hace falte deciros que no me resisto a haceros partícipes del contenido de la misma. Aquí os la dejo para que la leáis:

«Nací en una antigua fragua, de la mano de un herrero,
me hicieron de hierros viejos, a martillazos y fuego,
uniendo con soldadura, mi cuerpo de montañero.

Nací en una vieja fragua, de la mano de un herrero.

Me anclaron a la montaña, en Babio, cerca del cielo,
un lugar maravilloso para ver pasar el tiempo,
a mis pies está Zaraobe, lugar de fuero y encuentro,
de toda la Tierra de Ayala que desde lo alto contemplo.

Nací en una vieja fragua, de la mano de un herrero.

Hoy cumplo cuarenta años, que rápido transcurre el tiempo,
cuantos me habéis visitado, cuanta paz, cuanto silencio,
rotos por un kaixo, un agur, un hola o un hasta luego,
unas veces para siempre, otras para volver a veros,
a todos los tengo grabados en mi corazón de acero,
como a mí me marcaron un día, Padura, “Vioti”, a fuego.

Nací en una vieja fragua, de la mano de un herrero.

Gracias por felicitarme, por acudir a mi encuentro,
por acercaros a Babio y encontrarnos de nuevo,
donde se funden en uno, el monte y el montañero.»

        Después de leída, añadiría a su conocida aptitud para la “talla” del hierro –yo soy un vivo ejemplo– la faceta de poeta que, con esta poesía que a mi nacimiento dedica, descubre el cultivo que de la misma tiene.
        Eskerrika asko, L. Padura “Vioti”, por esta sentida poesía y eskerrik asko por darme la vida. Ya me han dado un estirón de orejas de tu parte.
        Y como todo no va a ser leer, os dejo con las imágenes de este Gran Día que yo, con especial cariño, recordaré y llevaré en mi corazón… y vosotros también… por lo menos un poquito.
         Eskerrik asko bihotz bihotzez.

 



A por la segunda botella
       
  
 
 

 




El champagne que no falte...











 
... corrió a raudales.
No era para menos









Una mañana para recordar... 
y el champagne que no falte 

40 urte
Zorionak 






Al fondo Iturrigorri, 
observándonos con envidia sana





 




 ... que se acabaaa









Leyendo el poema de L. Padura "Vioti".
El artesano que me esculpió








 "40 urte" sobre la mano experta







Jamás lo olvidará.
Un miembro más en la familia
Parte de la familia celebrando mi cumpleaños
 









        


        Finalmente, dar las gracias también al ayalés que alimenta el blog http://anetismo.blogspot.com que en la víspera del día de mi cumpleaños, se apuntó a esta celebración, felicitándome en su entrada titulada “El Montañero de Babio”.

NOTA: Debido a la tardanza en llegar a tiempo para este día, la camiseta conmemorativa de mi cumpleaños, dos días después me la vestí para retratarme con ella. El resultado lo tenéis a la vista.
 Fdo.:  El Montañero de Babio

 
Mi primer admirador en mi cima de Babio

 

4 comentarios:

  1. ¡Nobleza obliga! Desde Castellón, Zorionak eta Milla Esker al mendizale, a sus amigos y a su creador.

    ResponderEliminar
  2. Un perfecto día, para conmemorar los 40 años del montañero de Babio, y en especial para mi que despues de varios fallidos intentos para llegar a la cima del Babio, por fin lo pude lograr, no por la dificultad del camino sino por desconocimiento de este y que más que en muy buena compañia, disfrutando de la naturaleza y una majestuosa vista del Valle de Ayala.

    ResponderEliminar
  3. Visito al Montañero de Babio "casi" a diario, pero el día de su fiesta cumple, estaba escalando en Castellón con Per Bat y no pude asistir.Ya le he dado su tiron de orejas y hemos charlado un rato.
    Zorionak Babioko Mandizaleari eta Zorionak bere aita izan den Padurari!

    http://blogs.deia.com/zigoreando/

    ResponderEliminar
  4. Qué barbaridad la "pintada" del vértice geodésico, puntos blancos de referencia que hasta nos pueden salvar la vida... ¡No más "bombardeos" ni ataques a nuestras montañas... y además por cobardes que no dan la cara.

    Como vasco me averguenzo de ello, como montañero no quiero ni verlos en la naturaleza. ¡Perdónales, Montañero de Babio, porque no saben lo que destruyen!

    Y pido disculpas a los blogeros por tener que firmar con "Anónimo X", porque ya son conocidas las represalias de tales "pintores"...

    ResponderEliminar