lunes, 26 de noviembre de 2012

La Marcha de Veteranos y el devenir patrimonial de Lendoñobeiti

La Marcha de Veteranos y el devenir patrimonial de Lendoñobeiti

       El 21 de octubre pasado, domingo, tuvo lugar la celebración de la XXXV Marcha de Veteranos de la Federación Vasca de Montaña que, con motivo de cumplir este año 50 años de su fundación, el club de Amurrio Mendiko Lagunak mendi Taldea se esmeró en preparar para disfrute de los montañeros veteranos y menos veteranos.
Cartel anunciando la XXXV Marcha de Veteranos,  
presidiéndolo El Montañero de Babio
       Para ello el recorrido elegido tuvo unas características envidiables con subidas suaves y cortas y un desnivel bajo en altura, pero desafortunadamente, el tiempo no acompañó pues prácticamente toda la segunda mitad del trayecto a recorrer, hubo que hacerlo protegidos de chubasquero o paraguas. Tal es así, que hasta en un tramo del mismo hubo que desviarse, pues la crecida del pequeño río Cárduras imposibilitaba atravesarlo. 
       No obstante la jornada montañera mereció la pena, coronándose las cimas de los dos pequeños montes que además de tener una altura aproximada (536 msnm, uno y 579 msnm, otro) tienen en común la inicial de sus nombres. “B” de Burubio y Babio, pero también de Bonito, Beautiful, Baketsua, Besarkada, Bizia... Y entre ambos montes se mece el pequeño pueblo (aldea, podría definirse mejor) de Etxegoien.
        En vista de que el jueves siguiente a este domingo, era 25 de octubre, fiesta artificiosa de la C.A.V. y de que la mañana se presentaba agradable, con un sol de agradecer comparado con el domingo de la Marcha, surgió la idea de recorrer en bici parte del recorrido, especialmente el que sigue paralelo al río o riachuelo La Barrerilla, desde Lendoñobeiti hasta Saratxo, ya que parte del mismo, el mal tiempo lo impidió y, sobre todo, sirvió de excusa para fotografiar con que cariño y amor están recuperando el patrimonio arquitectónico rural los habitantes y vecinos del pequeño pueblo de Lendoño de Abajo/Lendoñobeiti. Estas fotografías lo dicen todo.
        El recorrido fue el siguiente: Amurrio-Etxegoien-Mendeika, para en este pueblo tomar el desvío por el barrio Arteaga que por camino semiasfaltado desciende al pueblo de Lendoño de Abajo/Lendoñobeiti o también denominado Lendoño Bekoa. Ignoro cuál es la designación oficial del pueblo, pues ambas formas se utilizan al menos en la escritura; no tanto en el habla donde perdura la forma castellana.
El restaurado molino del pueblo
Bolaleku cubierto para protegerlo del agua
         Este acogedor pueblo de apenas cincuenta habitantes, cargado de historia y perteneciente a la Junta de Ruzabal o Larruazabal, lo componen tres barrios principales: 

¿Qué les recuerda?
Visto desde otra posición














 - el de Poza, al lado de la carretera general con su ermita de Ntra. Sra. de Poza en un pequeño alto y cuna del lingüista Licenciado Andrés de Poza y Yarza (s. XVI);
Iglesia y el edificio anexo de la Casa Torre
- el principal, La Iglesia
(Elexalde), donde se asienta la iglesia -de ahí su nombre- y la Casa Torre (s. XIII-XIV) anexa que recientemente (2002) tuvo una intervención arqueológica (la revista AVNIA, nº 4. Otoño 2003, describe la misma);
- y el tercero, el de Uria que pudo ser el asentamiento primitivo en siglos pretéritos. (El movimiento cultural se da principalmente con la celebración de las Jornadas Culturales –este mes es la cuarta edición–; Marcha montañera para conocer los parajes que rodean el pueblo; o la puesta en funcionamiento del recuperado molino, etc.)

 Canal que dirige el agua al molino,
con escaso caudal



Detalle de una de las gárgolas 
y manivela de paso del agua al molino 
para hacer andar las ruedas o muelas



Antes de iniciar el descenso
 por el río La Barrerilla hasta Saratxo
         Situados en la iglesia del pueblo, o mejor dicho, pocos metros antes de llegar a la iglesia se coge el camino asfaltado a la izquierda que tras dejar el último caserío, se pierde, tras pasar la alambrada, en campa descendente que colinda con el río o riachuelo de La Barrerilla del cual no nos separaremos, siguiéndole aguas abajo por senderos de suelo bien marcado y en algún tramo lo cruzaremos por medio de un pequeño puente restaurado, en otros por el cauce mismo para adentrarnos en el pueblo de Saratxo por el barrio Cárduras del que el río, en este último tramo, recibe su nombre.
 



Puente restaurado 
que posibilita el cambio de orilla






       Finalmente por carretera asfaltada recientemente, salir a la antigua carretera N-625 cerca del leguario o punto kilométrico de épocas pasadas, ya en el límite con Amurrio, prosiguiendo por la misma hasta entrar en este último pueblo.

Caserío Cárduras en su plenitud, 
en la entrada a Saratxo desde Lendoñobeiti
  
Este día parecía que había animación. La razón era que varias familias habían vuelto a los orígenes de sus antepasados, donde fueron obsequiados con una visita guiada por el pueblo y... almuerzo de hermandad
Artesonado del techo del 
edificio auxiliar al Bolaleku 
y futuro... ¿centro social?

Remanso de agua 
y quietud en este día 

Poco antes de llegar
 al caserío Cárduras, se vuelve a cruzar el pequeño riachuelo


 










Detalle del bombeador de agua manual
 en un caserío de Saratxo



Al entrar en Amurrio, 
aparece del más allá el coche fantástico












El riachuelo comienza a llenarse de agua
que suavemente se desliza por el cauce
NOTA 16-12-2012                                                                                                                 
    Desde mi morada en Babio, me he recorrido el camino que describo en la entrada anterior –esta vez a pie– y, en esta ocasión, aprovecho para leer alguna información que sobre los cuatro pueblos de la Junta de Ruzabal se transmite desde el desconocido –para muchos– panel de información turística del valle. Desconocido porque el trabajado panel y bellamente expuesto junto al recuperado molino del pueblo de Lendoño de Abajo/Lendoñobeiti, se presenta inexistente si no se abren las ventanas que en falsa pared cuelgan de la misma.

 Tras estas rústicas ventanas se esconde el tesoro de la información histórica y patrimonial de este pequeño y desconocido valle.

    La información recogida dice: Que la Junta de Ruzabal, es decir, los cuatro pueblos (Lendoño de Arriba, Lendoño de Abajo, Mendeika y Belandia) ocupan una superficie de 17 km2 que es la mitad del término municipal de Orduña, al que pertenece (35 km2). De estos, Lendoño de Abajo/Lendoñobeiti tiene 3,7 km2 aprox.
    Que este último pueblo era paso del camino medieval de Castilla a la costa que descendía por la Peña de Goldetxo (s. XII); ampliada en 1681 para paso de carros y galeras.

    Que la Casa-Torre, a lo largo de los 700 años de existencia, ha sido humilladero cristiano, iglesia renacentista, escuela, casa de maestro, y hoy día es Sala de Concejo y centro de reunión de los vecinos donde se desarrollan distintas actividades.
 
 
 

En esta foto de hoy, el agua va llenando el cauce,
en dirección al molino
tras las últimas lluvias caídas.
 

2 comentarios:

  1. Por si fuera interesante o útil para ti o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
    http://plantararboles.blogspot.com
    Se trata de una guía breve y práctica para que los amantes del campo y la montaña podamos sembrar/plantar árboles, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.

    Salud,
    José Luis Sáez Sáez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He estado echando una mirada a tu blog http://plantararboles.blogspot.com y creo que pecas de modestia en el comentario que haces sobre el mismo.
      Personalmente me parece muy interesante para saber cómo sembraro/y plantar árboles, más en estos tiempos en que la gran mayoría de nosotros estamos perdiendo el contacto, no tanto con la naturaleza como con el modo de vida que la misma nos ha dado a lo largo de siglos.
      Totalmente recomendado para no olvidar y sobre todo practica el fascinante mundo del árbol.

      Eliminar