viernes, 31 de enero de 2014

XI Marcha por Valderejo



 
Mapa con los itinerarios a recorrer, según sea el recorrido largo (30 km) o el corto (18 km)
 
XI Marcha por Valderejo
El último sábado de octubre (26-10-2013) (siempre es este el día elegido, es decir, el último sábado del mes) se celebró la ya tradicional cita montañera por el valle de Valderejo. Concretamente este año era la edición “XI Marcha por el Parque Natural de Valderejo”. En fin, una clásica y no sólo por los años que lleva desarrollándose sino que también por el itinerario por donde transcurre la misma que es inalterable.
El lugar dista de Amurrio 49 km que se recorren en coche, a través del puerto de Orduña, tranquilamente en 50´.
Las 9:00 es la hora del “pistoletazo”, aunque no se cumple ya que desde 15´ antes empiezan bastantes el recorrido, tras pasar lista y recibir el dorsal (a mí me tocó el 99), pues oficial y previamente la organización solicita la inscripción que está reservada a un máximo de 300 mendizales, para no perturbar el hábitat del Parque Nacional de Valderejo y de los animales y aves que lo habitan.
 
                   El crucero de caminos donde el rollo del mismo delata la antiguedad del valle y la cruz de hierro que la corona su cristianización

Desde el aparkalekua de la entrada del pueblo de Lalastra se desandan 200 metros, aproximadamente, para acceder al camino con el crucero de caminos al inicio del mismo. Luego es subir por unas pocas pero prolongadas cuestas en zigzag que llevan al cordal que divide las dos vertientes de La Sierra o sierra de Bóveda. (En otras informaciones escritas la identifican como la sierra de Peña Gobea donde se enclavaría el Arrayuelas o Alto de las Arrayuelas).
 

Los primeros en llegar obtienen las primeras fotos del Alto de las Arrayuelas y desde el Arrayuelas




Aquí giramos a la derecha para besar en 25´ –antes pasaremos al lado de una torreta de comunicaciones– el punto señalado como Arrayuelas (1.128 msnm), sin olvidar que luego hay que desandar el recorrido para volver al inicio del final de la subida zigzagueante. Ahora el giro es a la izquierda o de frente, si venimos de Arrayuelas, como es el caso.
 

Tras el caminar senderil viene el andar sobre las piedras cuarteadas poco antes de llegar al Recuenco. Ahí sale el portillo de Lerón para acceder a la sierra, viniendo de Lahoz (Senda de Lerón)

Continuando por la ladera Este del cordal por sendero sinuoso, se llega a la explanada de piedra caliza troceada que cubre el suelo que pisamos. Aquí muere la senda de Lerón por cuyo portillo se accede a La Sierra, desembocando en este mar de piedras o lajas cuarteadas. (Ver al final la descripción de la excursión acometida con motivo del 50 Aniversario de la fundación del club de montaña de Amurrio MENDIKO LAGUNAK, que tuvo como protagonista este portillo y el monte Recuenco). Poco más arriba nos topamos con el punto que marca Recuenco (1.240 msnm). El vértice geodésico, o más bien un antiguo mojón, y el buzón allí instalado dan fe de ello. Tiene el honor de ser el techo o la cumbre más alta del Parque Natural de Valderejo. A poca distancia se encuentra el vértice geodésico moderno que señala el lugr como Lerón, diputándole la altura máxima de dicho Parque.

                                    El MdB también se dejó retratar con el buzón que sañala la cima del monte Recuenco

A continuación, no por sendero, sino por camino de tierra, se sigue en suave descenso, a poca distancia del corte de La Sierra, creado por los farallones del Recuenco, con el barranco y valle de Paúles que conforma el río Purón en los primeros metros de su nacimiento. Por detrás venimos oyendo a cotorras y cacatúas que en lugar de hablar entre ellas y ellos y para ellas y ellos hablan para los demás. Es quizá lo peor que te puedes encontrar en este tipo de marchas, en especial cuando el grupo es bastante numeroso y te sigue o precede durante un largo tiempo del recorrido.
Dando la vuelta a este barranco en dirección SE, la sierra cambia de nombre por sierra de Anderejo que acoge al Coronas (más al interior occidental se encuentra el Alto del Haya, cima poco frecuentada) y da cobijo a la ermita de San Lorenzo, donde este año se ha instalado el primer avituallamiento del recorrido largo (único para el recorrido corto) para que los mendizales tengan unas bonitas vistas mientras reponen fuerzas con naranjas, pastas de hojaldre y agua. (En años anteriores el mismo se realizaba en Coronas, 1 km antes).
  
 Después del Recuenco, de seguir caminando cerca del corte de La Sierra y de pasar cerca del Coronas, se llega a la ermita de San Lorenzo donde hubo naranjas, pastas de hojaldre y agua en pequeñas cisternas

Esta ermita no parece tener campana, lo que le hace ser un caso extraño en este tipo de edificaciones religiosas. ¿Será que al rehabilitarla se obvió la necesidad de colocarla? (La rehabilitación fue en 1994 tras la creación del Parque, adecentándose delante una zona abierta para cobijo de montañeros. San Lorenzo es el patrón del Valle y, actualmente, todos los días 10 de agosto, se sube a pie en romería (o procesión) desde Lalastra por Villamardones).
  
Vallegrull
 Estos inician la bajada de la cima mientras, el MdB tampoco quiso perderse la ocasión de inmortalizarse

Ahora toca atacar la cima de Vallegrull (1.230 msnm) con vistas panorámicas de los pequeños pueblos de la Merindad de Cuesta-Urría y del Valle de Tobalina, para, conseguido el objetivo, bajarla y –en dirección E– llegar al punto donde se bifurcan o separan los dos recorridos: a la izda., dirección pueblo de Villamardones, el recorrido corto; a la dcha., camino que se dirige al pueblo de Ribera, el recorrido largo.
 
En el descenso de Vallegrull se ve esta panorámica con la ermita de San Lorenzo (izda.) en el borde de la sierra de Anderejo y la iglesia del pueblo de Lahoz abajo, en la depresión o barranco que forma el río Purón en su nacimiento

Aquí se instalaron los prismáticos de campaña soportados sobre trípode, para el que quisiera pudiera observar a los buitres leonados en reposo sobre la roca saliente del final del cortado de la sierra y que pese a la lejanía, la visión de los mismos se hacía cercana. En las proximidades de este punto está el paraje conocido como El Cubo.

Punto de contemplación, a través de los prismáticos, del nidaje de los buitres leonados en la caída del peñasco rocoso de la derecha

        Aviso para navegantes, en este caso, para mendizales y senderistas del Parque de Valderejo 
 
2º avituallamaiento de la marcha larga. En este, con agua y naranjas era suficiente


Camino de salida del pueblo de Ribera (mendizales de atrás). Después de cruzar el puente sobre el Ampo y comenzar la subida de la campa (mendizales de delante)

Decidido el recorrido largo, a la llegada al pueblo en ruinas de Ribera –sólo se salva su iglesia en lo alto, con las pinturas murales de estilo gótico que alberga en su interior– nos recibe el segundo avituallamiento, con el agasajo de los mismos presentes que en el primero. Bueno que digo, en este faltó el hojaldre. (Según la información aportada por el señor del Patrol, llevamos andando 20 km). Seguidamente, se prosigue por el camino y antigua carretera que conduce al pueblo burgalés de Villafría de San Zadornil, pero que andados unos 400 metros se abandona para continuar a la derecha, tras cruzar el arroyo Ampo, por campa, camino y senderos señalizados –todo ello en llevadero ascenso– y alcanzar, finalmente, la cumbre de la pirámide rocosa del monte de Santa Ana (1.049 msnm).
 
Camino de Santa Ana...




       ... que espera tranquilo a que lleguemos
 

 
Llegados a la cima de Santa Ana: foto. Son jóvenes venidos de Bilbo, Astrabudua, Basauri,...

 También para el MdB. En esta cima se produjo el encuentro con la pareja de Baiona (Lapurdi)
 

Buzón de Santa Ana instalado por el club de Amurrio Mendiko Lagunak



Vista general de las ruinas del pueblo de Ribera en el fondo del valle con la iglesia en pie. El camino serpeante que ha horadado el río Purón entre las paredes de la montaña nos llevará al final del recorrido, al pueblo de Lalastra

 
El último tramo de ascenso al mismo por sendero que se adentra entre bojs, hay que descenderlo por dicho sendero y luego, al llegar al pequeño claro o campa de Sta. Ana que es punto de partida del arranque a la cima, seguir a la dcha. en continua bajada por camino zigzagueante y pedregoso para terminar o confluir en el camino que sube del pueblo de Herrán que desde antiguo comunica dicho pueblo y los del resto del valle de Tobalina con los de Valderejo (Ribera, Villamardones, Lalastra, Lahoz) gracias a la erosión realizada por el río Purón a lo largo de siglos de lo que es buen reflejo el característico y ahora famoso desfiladero. Desfiladero que posibilitó que fuera utilizado por la calzada romana que unía Briviesca con Orduña.
Fin de la bajada desde el Santa Ana y conexión con el camino que sube de Herrán y se dirige (dcha.) a Lalastra



            Desfiladero camino de Lalastra. En el abismo de la izda., a bastantes metros, fluye el río Purón dirección de Herrán
 


Para que la subida sea más amable -y para retener el terreno- estos vistosos peldaños de madera



                            Amplia campa que precede al pueblo de Ribera

 
 


Vaya nombre para una mariposa 






 
                       Parketxea o Casa del Parque (antigua escuela) en Lalastra

 
Por dicho camino, en ascenso casi imperceptible, los pies nos acercan al pueblo de Ribera (de nuevo) (2 km) y más adelante al de Lalastra (4 km), centro administrativo, turístico y organizativo del Parque Natural de Valderejo y meta de esta tradicional marcha. Concretamente, el destino último es el edificio de la antigua escuela, ahora reformado como centro interpretativo y punto de información turística, conocido como Parketxea o Casa del Parque, donde en agradecimiento al esfuerzo realizado en la marcha nos obsequian con un atractivo mapa desplegable del Parque Natural de Valderejo realizado en material plástico resistente al agua y a las rasgaduras. Otros años el obsequio consistió en una gorra-visera.
 
La iglesia con reloj de Lalastra



Estos pequeños pueblos también tienen sus benefactores que dentro de sus posibilidades procuraban mejorar las duras condiciones de sus convecinos



 
Antes de abandonar Lalastra, se puede tomar un trago en el único bar-restaurante y, si se tiene algo de curiosidad o amor por la historia y etnografía del lugar, es obligado acercarse al edificio de la antigua sede del Ayuntamiento de Valderejo convertido en Museo Etnográfico y también al museo al aire libre representado por lavadero, horno de pan, potro de herrar, molino, bolera, etc., etc.
 
             Con este cacharro ¡al fin del mundo y más allá!
 
Hace dos años (2011) fue la primera marcha que realicé de este paraje (otra cosa son las excursiones para remontar el río Purón desde el pueblo de Herrán al sur del valle, que fueron varias) y me acompañó el rapaz con 15 años, aunque se hizo el recorrido corto de 18 km. Lo que prometía en el chaval ha quedado olvidado dos años después y 17 años. La situación es de holgazanería, con pinceladas de vagancia montañera. Sólo queda la esperanza de que algún día le dé el punto y empiece a retomar las salidas al monte, ya que en un País como es Euskal Herria es inconcebible que sus habitantes no vayan, no salgan, al menos de vez en cuando, a visitar la geografía montañosa que domina y envuelve a cualquiera de los pueblos que lo integran.
Entre los madrugadores que se acercaron a completar la marcha, sea esta la larga (30 km) o la corta (18 km) me encontré con los amurriarras Andoni, su simpática mujer Patricia y una amiga. No prodigándose más amurriarras, ni del resto de Ayala, al menos en esta edición. Hubo, eso sí, de distintas procedencias: Bilbo, Astrabudua, Basauri –como más lejanos: de algunos pueblos de Gipuzkoa– y hasta una pareja de Baiona y, por supuesto, los naturales de Álava, en especial de su capital Vitoria-Gasteiz y de la provincia de Burgos.
Recorrido y tiempo invertido
08:45 Parking Lalastra
09:33 Arrayuelas
10:30 Recuenco
11:33 Ermita de San Lorenzo (1º avituallamiento –marcha larga–)
11:57 Vallegrull
13:15 Ribera (2º avituallamiento)
14:00 Santa Ana (Aquí parada de 20´ –foto de chicos de Bilbo, Astrabudua,..., conversación pareja de Baiona y reposición de fuerzas)
15:06 Intercesión con el camino que sube de Herrán a Ribera y Lalastra, paralelo al río Purón
15:40 Pueblo de Ribera de nuevo. A Lalastra marca la señal 3,6 km
16:30 Lalastrako Parketxea. Final del trayecto
En total 07:30 horas largas, contando los momentos muertos de avituallamiento, observación, toma de fotografías, etc.
En el GPS de algún montañero marca 31,500 km
Itinerario resumido
Aparcamiento de Lalastra-Portillo de la Sierra-Arrayuelas (dcha.), volver al portillo de la Sierra e ir a Recuenco (izda.)-Coronas-Ermita S. Lorenzo-Vallegrull-El Cubo-Ribera-Sta. Ana y, siguiendo el río Purón, volver a Ribera-Lalastra. Todo ello por el cresterío de la sierra, excepción de las cimas de Vallegrull y de Sta. Ana y la remontada del río Purón a través del desfiladero.
BUZONES
El club de Vitoria-Gasteiz “Excursionista Manuel Iradier” es autor de los buzones de Arrayuelas (1.128 m) de fecha 12-10-2002, y del de Recuenco (1.240 m), fecha 26-04-1972.
El de Vallegrull (1.230 m) viene firmado por los “Clubs de la zona Minero Fabril” de Bizkaia el día 14-05-1972.
El buzón en la cima de Santa Ana (1.049 m) fue colocado por el club de Amurrio Mendiko-Lagunak (con guión) en Abril de 1985.
Un poco de Historia
Valderejo que algunos hacen derivar de “Val de Aretzo: Valle de Aretzo” (Aretzo 'robledal' en euskera) se encuentra protegido y en las faldas de las laderas de los escarpes rocosos que conforman las sierras de Bóveda y Anderejo, gracias a lo cual –pese a la altura en que se sitúa el valle– se crea un microclima propio.
Fue un municipio independiente hasta 1967, conformado por los pueblos de Lalastra (o La Lastra), Lahoz (o La Hoz), Ribera y Villamardones que disfrutó de fuero municipal concedido a finales del siglo XII. Fuero que no fue concedido a un pueblo como era lo usual, sino al conjunto de los cuatro pueblos del Valle. En el siglo XIII pasó al Señor de Vizcaya, Don Diego López de Haro pero “Que nunca sean partidos, ni vendidos, ni donados, ni cambiados, ni empeñados, e que anden en el mayoradgo de Vizcaya, e quien eredare a Vizcaya que erede a Valderexo con estos fueros”, dice la renovación de la jura del fuero por Alfonso X el Sabio, el 3 de mayo de 1273.
Desaparecido como ayuntamiento, todo su término municipal ha sido integrado en el municipio vecino de Valdegovía (Val (lle) de Gobia), conformando una entidad menor como Concejo y gobierno en una Junta Administrativa.
En las últimas elecciones (01-12-2013) salieron elegidos para regir el destino del Concejo: Restituto Estévez Rodríguez, 6 votos (Regidor-Presidente); Juan Carlos Ortiz Herrán, 5 votos (Vocal); Ricardo Ortiz Plágaro, 2 votos (Vocal).
Actualmente, tanto Villamardones como Ribera han desaparecido como pueblos habitados, apenas quedan en pie las paredes de algunas casas y la iglesia pictórica de Ribera, en un alto. Lahoz y, sobre todo la antigua capital, Lalastra, parecen disfrutar de algo de vida humana.
Descripción de la salida a Recuenco, sincronizada con otras 49 salidas montañeras en el mismo día (27-05-2012) (o fin de semana) para conmemorar el 50 aniversario de Mendiko Lagunak mendi Taldea de Amurrio.
El recorrido lo iniciamos en el pueblo de Lalastra (Valderejo) a las 09:10 horas, para seguir por carretera hasta el pueblo semiabandonado de Lahoz. A la entrada del mismo, a mano derecha (junto a la primera casa) se coge el camino que metros más adelante cruza el aquí y ahora arroyo Purón (nada que ver con el tamaño que el mismo coge kilómetros más abajo, hasta el desfiladero de su nombre). De los caminos que más adelante nos salen a nuestro encuentro, cogemos el de la derecha, conocido como la “senda de Lerón”. Siguiendo por él, pasamos bordeando un exultante prado y, tras el mismo, nos adentramos en un bosque de pinos silvestre que más adelante se convierte en un pequeño hayedo con hayas jóvenes y otras de magnífico porte.
 
                Las pinturas rupestres, enjauladas junto al portillo de Lerón

Antes de afrontar el portillo de Lerón que se hace a través de escaleras de piedra excavadas en la misma roca, nos detenemos y, mientras echamos la mirada atrás para contemplar unas vistas impresionantes del valle encajonado por la sierra, nos llama la atención el altar enrejado de unas pinturas rupestres que apenas se llegan a percibir. Como curiosidad, estas pinturas fueron descubiertas por un amurriarra y en 2006 se hizo una intervención con la participación de otro amurriarra.
 
                           Menhir El Gustal y detrás la pequeña cima -respecto a sus vecinas- de Santa Ana
 
Ya en la sierra, nuestros pasos nos llevan al menhir El Gustal y de aquí retrocedemos para acercarnos a contemplar la reciente recuperación de una txabola o “chozo” de las utilizadas por La Mesta. (La intervención es de 2011). Nuestro camino nos lleva al punto donde se supone que se encuentra la cima de Lerón (sólo hay un vértice geodésico). Y tras de aquí, el monte que nos ha movido para acercarnos a este valle, el más occidental de Araba/Álava. Esto es, el monte Recuenco de 1.240 m (11:15). Foto con la bandera conmemorativa y tarjetas de justificación de haber hollado la cima.
 
                            El día de la coronación del Recuenco para conmemorar el 50 aniversario de la fundación del club de montaña Mendiko Lagunak de Amurrio

La vuelta (12:00) discurre por el cortado de la sierra hasta llegar al portillo de Barrerón que tras librarlo, descendemos tranquilamente, en buena armonía con el discurrir sonoro del joven Purón, el croar de las ranas en las varias charcas que asoman en el camino y la mansedumbre de las yeguas pastando, y algún que otro bovino, para llegar de nuevo al pueblo de Lahoz. De aquí por carretera al siguiente, Lalastra. Fin de nuestra excursión dominguera y cincuentenaria. Son las 14:20 h.

Post Data: Alguno –o, más de uno– se preguntará el porqué de la presencia en la cima del león del Athletic. Para empezar decir que su nombre es Leoncio y la razón de estar ahí arriba, se debe a que tras la paliza (en goles) que les dieron a los leones el pasado viernes, Leoncio no ha parado de llorar. Estando todo este fin de semana en lágrima viva. Así que me he dicho: ¿y si lo traigo conmigo a esta ascensión montañera, para que se le olvide el mal rato vivido? Y así ha sido. Parece que se le ve contento, dentro de su tristeza, ¡claro! Otro año será, Leoncio. (Recordad que se refiere al año 2012, cuando el Athletic perdió la final de la copa de Europa contra el Atlético de Madrid en Bucarest).
Abajo del todo se puede visualizar otro de los hitos que tuvieron lugar como homenaje a la efeméride de los 50 años. Consistió, además de subir al monte, bailar o menearse al ritmo del dubi dubi. Al menos se intentó. Ahí va http://youtu.be/3VBWEbNyhSY

Imponente la iglesia de Ribera con porte medieval que sería una pena y una gran desgracia su desaparición


 



Interior del Museo en la antigua sede del Ayuntamiento de Valderejo en Lalastra

video 

Estando preparando esta entrada para subirla al blog, me llega la triste noticia del fallecimiento del joven montañero de Laudio, Juan Luis, compañero de fatigas en muchas de las salidas montañeras publicadas en este blog, que nos ha dejado la semana pasada, a la edad de 48 años.
Mi más sentido pésame a su compañera Ainhoa y familia. 
Goian Bego

No hay comentarios:

Publicar un comentario