viernes, 28 de febrero de 2014

TABAR(RE): Monte y pueblo, a la vez






A falta de buzón indicativo, esta es la única referencia de la cima de Tabar  (791,4 m)



Peña de Itzaga (dcha.). A la izda. y detrás, la característica cima de Higa de Monreal o Elomendi, vistas y contempladas desde la cima de Tabar



TABAR(RE): monte y pueblo, a la vez
Al sábado le sigue el domingo como a la entrada anterior le sucede la presente, coincidente ambos y coincidente ambas en el fin de semana de los días 14 y 15 de diciembre de 2013.
Dos salidas montañeras seguidas en el tiempo (hizo buen tiempo, por cierto) aunque no en el espacio, ya que la primera fue por la vertiente que separa la Álava nuclear de la Álava Riojana y la presente que hoy dejo aquí caer discurre por el NE-E de la actual Comunidad Uniprovincial -y foral, dicen- de la Navarra mermada. En definitiva, fue un fin de semana de postín.
Sin más preámbulos, la salida de este día (15-12-2013) que se corresponde también con la jornada de despedida y fin de las excursiones del año 2013 llevadas a cabo por el club de Laudio/Llodio, Goikogane mendi Taldea –con comida incluida que corrobore el broche final del año– se inicia en el Alto de Loiti donde la canción de Fermín Balentzia canta que en 1937 un hombre recién fusilado aún vivía “…al llegar al Alto Loiti lamentos de muerte oyeron, tirado entre unas ollagas, malherido a un hombre vieron… si subes al Alto Loiti y miras al Pirineo verás las nieves que fueron testigos de lo que cuentohttp://www.youtube.com/watch?v=Rn923o6Ljro. (Canción compuesta en recuerdo de Domingo Navarro Blasco, asesinado en Sengariz (municipio de Ibargoiti), padre de 7 hijos. Fue encontrado por el abuelo y el padre de Fermín Balentzia, cuando bajaban a vender sal a Sangüesa y se encontraron a Domingo moribundo en el Alto de Loiti. Éste, antes de expirar, les regaló su cinturón de cuero, que Fermín años después le entregaría a su hijo Jacinto en Barcelona).
 
Al poco de bajarse del autobús se cruza el puente sobre la Autovía del Pirineo o A-21, que es compartido como pasillo de paso por personas y animales


Previamente, como es de suponer y más en los largos desplazamientos, hubo que acercarse en autobús hasta este Alto. Por cierto, el señor conductor tuvo que deseárselas para encontrar un lugar suficientemente espacioso y adecuado –por el peligro de hielo– donde poder detenerlo para que bajaran las y los montañeros prestos para la aventura. Además desde la construcción de la Autovía del Pirineo (A-21), el punto de acceso al Puerto de Loiti ha sufrido importantes modificaciones.
Dos horas aproximadas de viaje fue el tiempo invertido para llegar al lugar mismo. Por lo que a eso de las 10:00 dio comienzo la caminata para subir al monte Tabar, en una mañana que, a través de los cristales del autobús, se adivinaba heladora pero que, puestos en marcha, la temperatura fue ascendiendo poco a poco, asomándose ya los primeros rayos de sol.
 




Se sigue por camino de cortafuegos, alzándose los cables de la transmisión de la luz sobre nuestras cabezas.



En nuestro camino salen distintos puestos en precario de vigilancia del paso de la paloma. Poco después de bordear la pieza para la siembra (allá a lo lejos) se adivina y se llega a la cima programada para el día de hoy 
 

Y la primera orden dada a nuestros pies fue cruzar por un enorme puente de 120 m de largo, 40 de ancho y 40 de altura que cruza la A-21 de derecha a izquierda. Cuya única razón de ser, aparte de para pasar el ser humano, es favorecer el paso de la fauna local (jabalíes, corzos, tejones, garduñas o jinetas), conectando la sierra de Izko con la de Tabar. Este paso superior multifuncional cuenta con tres partes. Por el centro discurre un carril de 32 m de ancho con una mota de tierra de 80 cm y vegetación, y 20 cm de altura de tierra más bordeándolo a cada lado con 300 plantas de pino y boj, para aislarlo todo. Y a ambos lados, un carril de 3 m para el paso de personas a pie, y otro de 5 m para vehículos (agricultores, forestales, cazadores, pastores con ganado...). Es el paso de fauna más grande que hay en Navarra, actualmente. Es una autovía hecha a la medida de los animales. (Extracto de la información publicada en el Diario de Navarra del 19-05-2010).
Agazapada pero asomando la punta, Higa de Monreal o Elomendi y en la cúspide las tres puntas de Peña de Itzaga, nada más de hollar la cima del monte o sierra de Tabar
 
Por lo demás se subió rápido, con ganas, pues el terreno no era muy exigente, teniendo en cuenta, además, que la cima a hollar en el día de hoy no destacaba precisamente por la altura. Siguiendo la pista del cortafuego, creado para las torres del tendido eléctrico de alta tensión, se inicia el primer contacto de nuestras botas con el paraje del lugar. Eso sí teníamos de espada de Damocles a los mismísimos cables que suspendidos, iban de una torreta a otra acompañándonos. Afortunadamente la tensión no se disparó y menos los voltios de los voltajes. El ascenso dio una tregua más arriba, para luego recorrer la loma moteada de diferentes puestos o escondites para invisibilizar a los cazadores apostados en los días de caza de la paloma.
 
 El MdB e Izarra a punto de fundirse en un abrazo apoteósico, si antes no se atraganta con el puro plátano

 
En esta otra aparece plantado de cara al fotógrafo


Más adelante y poco después de bordear una amplia campa dedicada al cultivo, se alcanzó el punto señalado como cima del monte Tabar(re) (791,4 msnm), aunque esta cima no está configurada de las características orográficas propias al uso. Incluso no tiene colocado el típico buzón montañero, haciendo las veces el punto geodésico allí instalado. (Varias informaciones consultadas aportan que el punto más alto de este monte o sierra de Tabar no es el señalado por el punto geodésico que aparece señalado en los catálogos montañeros, ni el situado unos metros más al S. que supera al anterior en unos centímetros, sino que se encuentra desplazado hacia el SW. –según señala la cartografía (en la zona de Eskargaitz, cercana al Puerto de Loiti), que además le da una medida de 10 m. más de altura–). La cima de este monte o sierra está conformada por terreno llano, no distinguiéndose prominencia alguna, sólo que en el extrarradio del mismo éste va ladeándose en suave ladera cubierta de campos de cultivo. En las cercanías de uno de estos terrenos de labradío se conserva la nevera de Aizpe.
Eso sí, tiene algunas vistas interesantes, especialmente al norte, (al sur las mismas son ocultadas por el bosque que lo cierra) donde se puede observar la Peña de Itzaga (con sus tres picos que conforman la cordillera); así también y más en la lejanía la cima de Higa de Monreal o Elomendi. Si miramos más a la izda. de las anteriores –hacia el W.– destaca Lantxurda cumbre elevada de la sierra de Izko, poblada, desde hace unos años, de torres o molinos de aerogeneradores. Parque eólico llaman a esto.
 
Comienza el descenso en dirección del pueblo homónimo. A lo lejos: la Cordillera de los Pirineos nevada


 



Visual que no físicamente, nos tropezamos con el "desolado de Apardués"
 

Como suele ser costumbre a esta hora de la mañana –en torno o pasadas las 11:00– los mendizales reponen fuerzas con el hamaiketako para proseguir el recorrido que a partir de ahora se torna descendente hasta el pueblo de Tabar.
Así que abandonamos este monte que en realidad es conocido en la comarca como sierra de Tabar que, a través del puerto de Loiti, enlaza con la sierra de Izko por el W., siguiendo el cordal. El descenso o bajada se hace por el lado E. de la sierra por estrecho sendero primero (que de vez en cuando deja ver el pueblo de destino), luego se atraviesa por un despejado o campo abierto –para atajar algo el camino– (abajo, en la visualidad de nuestros ojos se contempla lo que fue villa de Apardués, después despoblado de… y ahora desolado de Apardués) para, finalmente, coger el ancho camino o pista forestal que en sentido S. nos llevará al pueblo del mismo nombre: Tabar.
 
       Delante -o detrás- de la pequeña colina de Santa Catalina, se cobija el pueblo de Tabar


 

Hasta aquí llega la larga sombra del poder de la Sra. Barcina. El señor de rojo (¿Papá Noël?) quitándole el trabajo y el pan al señor Olentzero
 

A este pueblo, desde las vistas que deja entrever el comienzo del descenso, se le ve acurrucado y abrigado como un niño en el regazo de su madre pues si, por un lado, tiene a la sierra de su nombre, por el otro, tiene a la pequeña colina de Santa Catalina a la cual se abraza en busca de protección.
Entrando en el pueblo, se ve a unos extraños personajes trepando por los balcones con intención de entrar en las casas. Junto a la iglesia del pueblo nos espera el bus. Nos mudamos con ropa cómoda y, tomando de nuevo el medio de transporte que nos traslada a todos los lugares de la geografía de Euskal Herria y su extrarradio, nos dirigimos a la villa de Lumbier-Irunberri, no sin antes informaros de que en Tabar se localiza un pequeño museo privado que recoge la historia de la comarca y, en una de sus salas, la historia del carlismo, con exposición de uniformes y todo lo demás. Comprobarlo entrando en http://www.requetes.com/tabar.html. (En el resto de dependencias se expone: Sala I Pintura y Escultura de los siglos XVI al XIX. Sala II Estancia de Hidalgo del s. XVII. Sala III Armas históricas. Sala IV Arqueología. Abierto al público durante toda la semana y, como se remarca en la web, es GRATUITO).
 
Iglesia de Tabar junto a la que el bus esperaba a las y los montañeros para adecentarse con limpias ropas 


       



                           Carta de presentación con el crucero en la entrada a la villa de Lumbier-Irunberri


También es interesante, sobremanera, la página web dedicada al pueblo que para su escasa población (63 habitantes) es la envidia de muchas webs de pueblos y municipios con gran aglomeración de habitantes. Página web que, con más de 230.000 visitas, está llena de contenido con una visión completa del pasado y presente del pueblo. Se puede incluso hasta visitar digitalmente el cementerio de Tabar deteniéndose en cada lápida del mismo. Todo este mérito, por la labor y el trabajo que conlleva su desarrollo (dando contenido y actualizando dicha página web) se debe a Mª Jesús Arocena. Es una página privada, particular; hecha con ternura y amor que sustituye con creces a webs institucionales hechas o subvencionadas con dinero público. Al entrar en la web, el sonido de los gorgoritos de los pájaros anunciando la llegada de la primavera y el fluir del agua del arroyo apaciguan el cansancio de un día de ajetreado trabajo. Los ornitólogos tienen ocasión aquí de descifrar a qué pajarillos corresponde el grácil sonido cantarín. Entrar, pues, en http://www.tabar.es.
El pueblo de Tabar pertenece y comprende con otros ocho pueblos (Aldunate, Artieda, Grez, Nardués-Aldunate, Nardués-Andurra, Rípodas, San Vicente y Sansoáin) el municipio de Urraul Bajo, rigiéndose como Concejo y con alcalde pedáneo.











Iglesia parroquial de la Asunción y plaza con kiosco frente al edificio de las Escuelas Nacionales de 1934, ahora centro de interpretación y turismo en la villa de Lumbier-Irunberri



En Lumbier se hace tiempo hasta la hora de comer, recorriendo sus calles y edificios emblemáticos. Escasamente una hora andando o deambulando (algunos otros montañeros estuvieron refrescando o limpiando las cañerías estomacales en algunas de las tabernas) por el corazón de la villa que se encuentra en un altozano en la continuidad occidental de la sierra de Leire.
 










A la dcha. la piperpoto en el cuartel de la G.C., en solitario. A la izda. en el balcón de la Casa Consistorial de la villa, en compañía. Símbolo del poderío de conquista. Símbolo del poderío impuesto


De vuelta al autobús y camino del pueblo de Liédena donde antes de entrar se encuentra el restaurante que nos hará disfrutar de la buena comida que elaboran en su cocina, contemplamos efímeramente la Foz de Lumbier donde el constante discurrir del río Irati a lo largo de siglos, a abierto en la roca de la montaña un paraje en el que las águilas son las dueñas y señoras del lugar.
 
En los bajos del ayuntamiento este nacimiento junto a la pared de la antigua cárcel. Y más al interior los cuatro "gigantes" de la villa irunberritarra
 


Ya en el Hostal “Latorre” (denominado Complejo Turístico y Deportivo, que tiene en sus instalaciones: gimnasio, piscina, frontón, sauna, etc… y hasta una gasolinera adosada) el primer comedor del restaurante –el popular– está lleno por lo que nos tienen reservado el comedor VIP donde las mesas son amplias de 6 y 8 comensales con un servicio exquisito que no desmereció a la vistosidad y al buen sabor que emanaban los platos. Destacando del mismo especialmente la simpatía y dulzura de Teresa, natural de Ecuador de la Provincia de Oriente –como ella misma me confesó–. Una ecuatoriana que se sale de los estereotipos raciales que todas/os solemos tener sobre los naturales de esta pequeña nación de América del Sur.
Y así, entre plato y plato y conversaciones varias fueron transcurriendo las horas hasta darnos las 17:35, hora en que todas y todos, dentro ya del bus, cogimos la carretera –Autovía del Pirineo– de regreso, para llegar a las 19:30 y 19:50 aprox. a Laudio/Llodio y Amurrio, respectivamente.
Recorrido y horas de esta salida especial
10:00 Se sale del Alto de Loiti
11:20 Llegada al monte o sierra de Tabar. No tiene buzón, sólo el punto geodésico. Todo ello después de pasar por pista forestal y campos de cultivo que bordeamos, por cortafuegos entre torretas de luz y puestos para la caza de paloma
13:00 Se llega al pueblo de Tabar. Con ropa limpia y en bus se toma la dirección Lumbier-Irunberri para callejear por entre sus calles y conocerlo
14:30 Dentro del bus, para ir a comer al restaurante situado en la entrada del pueblo de Liédena (situado al SE. y a pocos km. de Lumbier) en un cruce de carreteras y que es también hostal, con gimnasio y una gasolinera adosada
15:00 Da comienzo la comida con pequeña sobremesa después de la misma
17:35 Salida a Laudio/Llodio
19:30 Llegada al dicho pueblo (capital del Valle de su nombre) y 20´después al de Amurrio
He aquí la carta del menú para elegir lo mejor de lo mejor de los platos con los que, en el Hostal Latorre, saben enamorar… y que hace que uno quiera volver en otra próxima ocasión:
MENÚ COMPLEJO LATORRE
Centros de mesa
Ensalada de Cogollos
Chorizo a la sidra
Primer plato a elegir
Pochas estofadas con verduritas
Crema de marisco a la donostiarra
Menestra de verduras
Espárragos rellenos de espinacas y gambas
Segundo plato a elegir
Rabo de toro estofado al vino tinto
Entrecot de ternera a la plancha
Lubina a la plancha con salsa Orio
Chipirones en su tinta
Postre
Postres caseros: Panacota con sirope de pacharán; Cuajada; Natillas; Flan; Tarta de chocolate; Profiteroles de nata con chocolate; Tarta de cuajada; Requesón con miel y nueces; Tarta de manzana; Arroz con leche; Yogures; Leche frita; Flan de queso; Pastel ruso; Tarta de mango y coco.
Frutas: Manzana; Melocotón o Piña en almíbar; Naranja; Melón; Melocotón.
Helados: Sorbete de mandarina; Chocolate; Nata; Limón; Tarta al Whisky; Stracciatella; Corneto de vainilla y chocolate.

Desde las actuales escuelas, en el altozano de la villa de Lumbier, se divisa este otro altozano (sobre la Residencia) donde se yergue este monumento al Sgdo. Corazón de Jesús

 

            Detalle de puerta medieval labrada, en una de la edificaciones del casco antiguo de la villa
 



Despedida de Lumbier con el Matadero Público en el más absoluto estado de abandono


Y ¿que más nos queda?
Gritar muy alto: Gora Nafarroa... osoa

NOTA


En el nuevo Euskal Herriko mendien Katalogoa - Catálogo de cimas de Euskal Herria (edición 2013), la cima de la sierra de Tabar (791,4 m) aquí descrita, se ha caído como cima puntuable para el "Concurso de los 100 montes".

No hay comentarios:

Publicar un comentario